¿Qué es la alimentación cetogénica?
15721
post-template-default,single,single-post,postid-15721,single-format-standard,bridge-core-2.4.8,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-23.3,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive
 

¿Qué es la alimentación cetogénica?

¿Qué es la alimentación cetogénica?

Es un tipo de alimentación basado en el consumo de nutrientes altos en grasas saludables, los cuales ahora tu cuerpo utilizará como fuente energía principal (70% de lo que consumes al día), activando el metabolismo de los ácidos grasos, los cuales se transforman en cuerpos cetónicos a nivel hepático y viajan por el torrente sanguíneo hacia los diferentes órganos y sistemas del cuerpo humano.

 Esta maravillosa formación de cuerpos cetónicos no solo permite que tu cuerpo utilice como fuente de energía las grasas que consumes, sino que también activa la llamada: Lipólisis (que es la quema de grasa consumida y al agotarse, comienza a quemarse la grasa de esas zonas internas y externas de tu cuerpo en donde se encuentran acumuladas)

Al consumir grasas saludables a cambio de carbohidratos (glucosa) como fuente de energía, no hay activación de la hormona insulina a nivel pancreático. Mientras que el Glucagón (hormona pancreática con función opuesta a la insulina) que si va a estar elevada al igual que la hormona de crecimiento, van a permitir la activación de la glucogenolísis (degradación de glucosa) y gluconeogénesis (proceso anabólico que permite la síntesis de glucosa a partir de elementos no glucosídicos).

La diferencia entre una alimentación 100% cetogénica y una baja en consumo en carbohidratos (low carb), es que la primera se consume más grasas (70 a 80 %) proteínas 25% y consumo de carbohidratos totales de 20 gr al día (5 %) provenientes únicamente de los vegetales verdes. Mientras que la baja en consumo de carbohidratos o Low Carb, permite que además del alto consumo de grasas en nuestra alimentación diaria, los carbohidratos totales son de 25 gr adicionales obtenidos de: futas y vegetales de bajo y medio índice glíicémico.

Recuerda que a partir de este momento no puedes dejar de consumir las grasas e origen animal en mayor cuantía ya que  puedes dar lugar a sensaciones desagradables de ansiedad y no se saciedad, que te puede motivar a comer “aquello que no debes”.


 ¿Cómo saber que me encuentro en cetosis o estoy cetogénica/o?

En un principio cuando inicias este protocolo de alimentación la formación de cuerpos cetónicos y la acumulación de los mismos, va a variar de persona a persona, ya que el daño metabólico y la composición corporal de cada uno es diferente. Sin embargo, puedes llegar a tener los siguientes signos y síntomas:

  • Keto Flu: o Gripe Cetogénica: Debido a que los cuerpos cetónicos viajan por el torrente sanguíneo a los diferentes órganos y sistemas, nuestro cerebro pasará de la utilización de glucosa como fuente de energía, al uso de cuerpos cetónicos provenientes del consumo de grasa de la dieta. Se puede manifestar con cefaleas de modera intensidad, vértigo, náuseas y malestar general que simulan un estado de gripe. Sin embargo, estos síntomas suelen durar cuando se presentan de 3 a 7 días, a medida que el cuerpo se va adaptando, estos síntomas desaparecen. Pero pudieras reaparecer a lo largo de tu período de adaptación.

Insomnio, Palpitaciones, Ansiedad: Debido al cambio de fuente de energía, mientras dormimos, usualmente nuestros niveles de cortisol se encuentran bajos, pero al iniciar este nuevo estilo de vida, de alguna u otra manera nuestro cuerpo entra en estado de alerta activando los niveles de cortisol por estar en formación constante de cuerpos cetónicos. Una vez formados estos cuerpos cetónicos en el hígado viajan por el torrente sanguíneo en todo nuestro cuerpo atravesando la barrera hematoencefálica (fina membrana permeable que se encuentra en nuestro cerebro) es por ello, que pudieras sentir además de insomnio, cefalea. Dicha

sintomatología se controla con el consumo diario de Magnesio 400 mg una vez al día (en la noche antes de dormir) o incluso 400 mg mañana y noche diarios.

A medida que tu cuerpo se va adaptando a utilizar la grasa como combustible. Al mejorar estos síntomas, tendrás sin duda: sueño profundo y reparador, energía ilimitada, mayor y mejor claridez mental, menos agotamiento físico y mental.

  • Keto Rush: Presencia de cuerpos cetónicos elevados en sangre que pueden dar manifestaciones cutáneas que simulan una dermatitis alérgica. Este síntoma suele desaparecer entre la 1era y segunda semana de haber iniciado la dieta.
  • Keto Crotch: Aumento del crecimiento de la flora vaginal simulando una Candidiasis Vaginal. Es normal que todo cambie, el pH de la vagina no es la excepción. Sin embargo, podrás notar cambios solo de olor, puedes utilizar desodorantes vaginales de ser incómodo. Recuerda que es estas en cetosis y este síntoma se puede presentar en las primeras semanas de adaptación.
  • Calambres, Deshidratación y Poliurea (aumento de número de orina): En estado de reposo, nuestras fibras musculares venían acostumbradas a alimentarse de la glucosa proveniente de tu alimentación previa, con el cambio de fuente de energía y la producción de cuerpos cetónicos, estos se filtran en el riñón más la pérdida de volúmen de líquido retenido en cada persona, de manera deliberada, hace que se pierda grandes cantidades de agua y electrolitos. Por ello es necesario, elevar el consumo mínimo 4 a 5 lt de agua diario por persona, acompañado de sal rosada del Himalaya o Sal Marina, para la reposición de la volemia y de los electrolitos perdidos a través de la orina. Este estado de desbalance hídrico trae como consecuencia la presencia de deshidratación y por ende los calambres. Estos síntomas suelen ir y venir durante el proceso de cambio de estilo de vida, todo va a depender del grado de HIDRATACIÓN de cada paciente. 
  • Olor a manzana verde descompuesta en las orinas, transpiración y aliento: Son los síntomas patognomónicos de que estas en cetosis de verdad. Suelen desaparecer entre los 7 a 10 días. No debes preocuparte, ya que no está relacionado a tu nivel de hidratación, sino a la presencia de cuerpos cetónicos en orina, y que a medida que pasan las semanas y tu cuerpo se va adaptando, estos síntomas desaparecen. Incluso puedes llegar a tener orinas con espuma.
  • Estreñimiento: Debido al cambio de alimentación, el bolo fecal, sufre trastornos en la motilidad intestinal, por lo que debes consumir mucha agua y comer abundantes vegetales verdes, que contienen la verdadera y necesaria fibra que nuestro cuerpo necesita. También es preciso saber, que la persona que es cetogénica, su patrón evacuatorio se ve un poco alterado, en cuando a la frecuencia, color y formación de las heces. Ya no harás más deposiciones abundantes y de diferentes formas. Puedes incluso llegar a tener episodios aislados de evacuaciones líquidas con algo de grasa, pero estos síntomas desaparecen a medida que va dándose el proceso de adaptación del cambio de estilo de vida. 
  • Pérdida de Cabello o caída del cabello y acné: Suele aparecer en algunos casos los primeros 3 días del cambio de alimentación, pero desaparecen entre los 10 a 12 días de haber cambiado la alimentación. No te preocupes, no necesitas consumir Colágeno, NO HACE FALTA, con un alto consumo de vegetales verdes y el mutivitamínico, este síntoma se detiene, y por el contrario, comenzarás a ver como tu piel, uñas y cabello, se comienzan a tornar (debido a la adaptación celular de los cuerpos cetónicos) más resistentes, abundantes y duraderos. Puedes experimentar en algunas ocasiones algún brote de acné en tu piel facial sin embargo, no te preocupes porque NO SE DEBE AL CONSUMO DE GRASAS, sino a la presencia de los cuerpos cetónicos en la sangre y por ende en tu piel. Consume vegetales verdes.  
  • Algunas alteraciones en el ciclo menstrual: Como consecuencia del consumo de grasas, las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona) se ven nutridas de ese colesterol proveniente de la grasa que consumes de los alimentos, que al final se transforma en triglicéridos que es el precursor del metabolismo de los ácidos grasos, y con la formación final de cuerpos cetónicos, las hormonas que regulan la ovulación y la menstruación, necesitan un tiempo de adaptación, para que puedan trabajar usando como fuente de energía a la grasa. No te preocupes, esto puede como no aparecer. Por lo general, si son personas sin alteración metabólica evidente, es decir, que no tienen diagnóstico de obesidad, diabetes, ovario poliquístico, miomas o cualquier otra condición presente por alteración metabólica, solo le puede llegar alterar 1 o 2 ciclos, y de ahí se tornan regulares ampliando sus niveles de fertilidad a casi un 100%. Luego del ciclo 2, todo se normaliza y se tornan menstruaciones regulares, no dolorosas con cantidad variable pero siempre dentro de la normalidad.
No Comments

Post A Comment